¿Qué es un árbol genealógico?
 

Los factores genéticos y constitucionales son muy importantes para nuestro estudio. Una forma fácil de trabajar, y con datos muy valiosos son los árboles genealógicos. Para ello tu colaboración es fundamental.

¿Te has fijado en la forma de los árboles? En un árbol frondoso, de un solo tronco se desprenden muchas ramas de las que, a su vez, salen más ramas. Pues así como un árbol crece cada día y en cada temporada obtiene nuevas ramas y hojas y frutos, así tu familia ha crecido a lo largo del tiempo. Cada vez que tus papás o tus tíos o algún otro pariente tiene hijos, se ramifica el árbol de tu familia y se hace más grande y más grande y más grande...

Usando esta comparación entre los árboles y las familias se inventaron los árboles genealógicos, que son la historia del crecimiento de las familias acomodada en un dibujo con forma de árbol.

Hay varias maneras de diseñar tu propio árbol genealógico. En una de ellas debes ubicarte en el tronco, tus papás son las primeras ramas y tus abuelos las ramas que salen de las ramas-papás.

Los papás de tus abuelos saldrán, entonces, de las ramas-abuelos y así hasta donde alcance la memoria.

¿Y tus hermanos y primos y tíos y sobrinos? Bueno, pues ellos son hojitas que salen de las ramas principales (ramas-papás, ramas-abuelos, ramas-bisabuelos) de tu árbol y tendrán, también, sus propios árboles que serán de una forma distinta de la del tuyo.

Todos tenemos árboles genealógicos grandes y frondosos que han tardado muchos años en crecer y que seguirán extendiéndose con el tiempo, por eso si queremos saber cuál es la forma de tu árbol debes buscar en los recuerdos de tus papás, abuelos, tíos y amigos de la familia. 

 

Volver